.

.

.

.

sábado, 25 de julio de 2015

EL COLIBRÍ, TÓTEM Y MEDICINA



El colibrí simboliza el disfrute de la vida y la levedad del ser. Los que tienen el colibrí como tótem están invitados a disfrutar de la dulzura de la vida, eliminando la negatividad dondequiera que se encuentre  y a expresar amor plenamente en sus actividades diarias. Este fascinante ave es capaz de las hazañas más increíbles a pesar de su pequeño tamaño, como viajar grandes distancias o ser capaz de volar hacia atrás. Por afinidad con el colibrí, los que tienen esta ave como tótem puede ser alentados a desarrollar su capacidad de adaptación y flexibilidad, manteniendo una perspectiva lúdica y optimista.

Puede que el colibrí sea el más pequeño de todos los pájaros, pero es también el más fascinante, pues todo aquel que haya visto a este minúsculo pájaro se habrá sentido inevitablemente embargado por una sensación de alegría y maravilla.

Su nombre en inglés, hummingbird (que podría traducirse en castellano por «pájaro que canturrea»), alude al sonido que produce la vibración de sus alas cuando vuela o se cierne estático en el aire. Más de una vez habremos oído comentar lo saludable que es silbar mientras se trabaja, pero canturrear es mucho más sano, pues genera un masaje interior que devuelve la salud y el equilibrio. Y esto es lo que el colibrí nos sugiere que hagamos, que encontremos la felicidad en aquello que hacemos y que lo cantemos al mundo.

Existen más de 300 especies de colibrís, y esto es muy significativo, pues en el alfabeto hebreo se le da a la letra «shin» el valor numérico de 300, y shin está relacionada con el Fuego y con las relaciones, con el pasado y con el futuro. Esto se refleja incluso en los movimientos de las alas del colibrí, que trazan la figura de un 8 en el aire, símbolo del infinito que enlaza pasado y futuro, y que se vincula con la ley de causa y efecto.

En las enseñanzas Mayas, el Colibrí está conectado  con el Sol Negro y el Quinto Mundo. El puede darnos la medicina para resolver el acertijo de la contradicción de la dualidad.

Los colibríes tienen un largo pico y una larga lengua los que extraen el néctar de las flores. Y lo cierto es que estos pajarillos no podrían vivir sin las llores, del mismo modo que muchas flores no podrían vivir sin la polinización que les procuran los colibríes. Aquí se reflejan, una vez más, los misterios de causa y efecto que el colibrí te puede desvelar para que extraigas tu propio néctar.

Los colibríes conocen las propiedades curativas de las flores, propiedades que se hallan en su fragancia y su color, así como en sus cualidades herbales; y te pueden enseñar a extraer de ellas la esencia de la vida y elaborar tus propias medicinas, como es el caso de los remedios florales de Bach y de otros elixires florales. Pero no solo te pueden enseñar a sanar con las flores, sino también a ganarte los corazones a través del amor.

El colibrí es el ave que mayor habilidad exhibe en el vuelo, pues es capaz de cernerse estático en el aire, de volar hacia atrás, hacia delante y de lado; y, curiosamente, es incapaz de caminar, dado que va volando a todas partes. Con todo esto, el colibrí nos recuerda que, si de verdad disfrutamos de lo que hacemos, podremos ser tan ligeros como una pluma, y disfrutaremos de la vida como quien disfruta de un néctar.
 
El colibrí es capaz de desarrollar una gran velocidad de despegue, y puede detenerse en seco en mitad de un vuelo a altísima velocidad. Realmente, los colibríes son tan hábiles volando que no temen a ningún depredador y que, incluso, son capaces de enfrentarse a un águila y ponerla en fuga.
 
Es la única ave en el mundo capaz de volar hacia atrás, lo cual es un reflejo de la capacidad para explorar el pasado y extraer de él los néctares de la alegría, pues el colibrí puede enseñarte a encontrar la alegría y la dulzura en cualquier situación. Por otra parte, su endiablada velocidad nos insta a aferrarnos a la alegría en cuanto se nos presente la ocasión, a la mayor brevedad posible.
 
Sus colores iridiscentes han llevado a los ornitólogos a poner nombres de piedras preciosas a los colibríes; un ejemplo de ello es el colibrí gorgirrubí. Pero también los han relacionado con el Reino Feérico, al ponerles nombres como ninfa de vientre esmeralda o hada coronimorada.

También se les ha asociado por sus colores con la lluvia; concretamente, se les ha vinculado frecuentemente al arco iris, símbolo de esperanza. Por otra parte, los indios pueblo los relacionaron con diversas prácticas rituales debido a sus colores irisados, a su gran fortaleza en el vuelo y a su capacidad para cernerse en el aire, de ahí que se utilizaran sus plumas para hacer palos de oración y ceremonias para invocar la lluvia y para pedir resistencia.

Los colibríes tienen un apetito voraz. La mayor parte de su alimentación se compone de néctares (azúcares) de flores, aunque también comen minúsculos insectos. El colibrí puede hacer entre 50 y 60 comidas diarias, pero debido a su pequeño tamaño y a su alto grado de actividad, pierde calor corporal con rapidez, por lo que tiene que digerir el alimento sin demasiadas demoras. Las personas que tienen por tótem al colibrí deben controlar sus niveles de azúcar. ¿Tienes demasiado azúcar o tienes carencias? ¿Eres hipoglucémico o hiperglucémico? ¿Te falta dulzura en la vida? ¿O es que no te detienes a saborear todo lo que es dulce en la vida?

Los colibríes son ciertamente juguetones, al punto que, cuando se bañan, algo que hacen a menudo, juegan en el agua. También da la impresión de que se peleen entre ellos, aunque no parece que haya heridos en las contiendas y, según dicen ahora los científicos, es posible que se trate más bien de peleas simuladas, con las que buscan ejercitarse y divertirse.



Los colibríes son tremendamente independientes y, salvo en la época del apareamiento, les gusta estar solos e ir a su aire, algo de lo que parecen disfrutar. Durante el ritual de apareamiento, el macho hace todo lo que puede por ganarse la atención y el afecto de la hembra; si la hembra le elige por compañero, le devuelve la atención; si no, simplemente se va.

Los colibríes hembras se ven obligadas a trabajar muy duro cuando tienen las crías, dado que no reciben ayuda alguna de los machos. Normalmente, ponen dos huevos, número que resulta, una vez más, tremendamente simbólico; pues el 2 es el número del yo interior y de lo femenino, al cual tenemos que dar a luz para encontrar la alegría.

Los colibríes son unos magistrales arquitectos, pues construyen sus casas con gran atención y siguiendo un diseño muy complejo, si bien cada hogar es único en si mismo.

Si el colibrí ha decidido vivir contigo, es posible que te apetezca de pronto redecorar la casa, algo en lo que el colibrí puede hacerte muy buenas sugerencias para darle un punto de alegría.

Una característica peculiar de los colibríes es que, por las noches, parecen sufrir una especie de hibernación. Su temperatura corporal desciende marcadamente, erizan las plumas para aislarse y entran en un estado de letargo que podría dar la impresión de que se han quedado muertos en las ramas. Pero esto lo hacen para no agotar las reservas de energía que necesitan para mantenerse con vida, mientras se toman el habitual descanso nocturno. Por tanto, yo sugeriría a aquellos que tengan al colibrí por tótem que duerman profundamente y descansen de forma regular, pues, de lo contrario, pueden terminar exhaustos.


El colibrí gorgirrubi es un prodigio de las migraciones, pues cada invierno realiza un viaje extraordinario. Cuando siente que ha llegado el momento, dedica varios días casi exclusivamente a comer, a almacenar nutrientes y energía en su minúsculo cuerpecito, y luego se pasa días y días volando hasta lugares de climas más cálidos. Se sabe, de hecho, que algunos han hecho viajes de más de 4.000 kilómetros, desde Alaska hasta América Central. Los científicos no saben aun como pueden almacenar tanta energía para conseguir llevar a  cabo tal viaje.

Pero lo cierto es que hacen el viaje, y de ahí que el colibrí se haya convertido en un símbolo del logro de lo que parece imposible. El colibrí te enseñará el milagro de vivir con alegría en tus propias circunstancias vitales.

Por sus cualidades mágicas, las plumas de  han sido usadas durante un milenio en la fabricación de fetiches.  Se dice que el Colibrí conjura el amor como ninguna otra medicina, y que sus plumas abren el corazón. Sin un corazón abierto y amante, nunca se podrá saborear el néctar y la felicidad pura de la vida.  Para el Hermano Colibrí y la Hermana Colibrí, la vida es una maravilla de delicias –lanzándose de una hermosa flor a la próxima, probando las esencias, y radiando los colores.

El espíritu del colibrí es un poderoso medio para aligerar tu estado de ánimo cuando te sientas mal. Este animal de poder es un aliado útil para elevar la moral e inculcar más felicidad y alegría en tu rutina diaria.

Cuando te enfrentes a desafíos o a un entorno plagado de negatividad, llama al colibrí para ayudarle a traer una perspectiva positiva de la situación y encontrar la salida con optimismo.




7 comentarios:

  1. muy interesante toda la información...gracias...

    ResponderEliminar
  2. ME ENCANTO ESTE COMENTARIO DE LOS COLIBRI

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso. El colibrí es mi Totem nada más genuino...muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Estoy maravillado... esta semana tuve en la mano a un colibri y a los 3 dias a otro en otra ciudad... el 1ro fue porque estaba mojado y no podia volar. El segundo estaba dentro de una casa y fui el que se encargo de sacarlo. Lo mas extraordinario fue que cuando abro la mano para que se valla Estaba posado en uno de mis dedos y se quedo asi por 20seg... hasta que se fue... no se bien porque pero es algo que me cautivo...

    ResponderEliminar
  5. Esta mañana nos visitó un colibrí BB, estaba en la puerta del laboratorio, lo tuve en mis manos y hacía rato que no sentía tanta emoción...Cuándo nos disponíamos a darle agua con azúcar para revivirlo, lo pusimos en una caja, se escapó y no dejó de volar alrededor de nuestras cabezas hasta que se pudo ir...Qué maravilla, qué alegría me produjo...

    ResponderEliminar
  6. Cuando mi prima de 23 años transmigró, al final del funeral me preguntaba si ella de algún modo nos acompañaría, si estaría bien en su nueva condición y cómo podríamos dar consuelo a mi tía y en eso apareció un hermoso colibrí que se detuvo frente a mí por un intervalo no tan corto, y subjetivamente lo interpreté como si me miraba, transmitiéndome de pronto una tranquilidad y hasta cierta alegría por lo vistoso y por el mensaje que quise darle, lo interpreté como un corresponsal del alma de mi prima, que todo iba a esta bien para ella y que su mamá hallaría el alivio emocional que tanto iba a necesitar posteriormente. Gracias por el artículo, hoy me topé tres veces con esta preciosa avecilla, por eso vine a investigar. Saludos y bendiciones.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

COMPRA EL PODEROSO TALISMAN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA