.

.

.

.

viernes, 17 de julio de 2015

RITUAL PARA ENTREGAR AL FUEGO LO QUE QUIERES PURIFICAR O CAMBIAR


La mayoría de los rituales de purificación se realizan al aire libre, aunque también es posible invocar al espíritu del fuego simplemente encendiendo una vela y abriéndote a sus energías. La intención lo es todo, en este como en todos los demás rituales; sin ella no ocurrirá nada.

Hay diversas intenciones que podrías desear considerar en este contexto. El fuego purifica, de modo que si sientes que tu mente o tu espíritu están agitados, y deseas librarte de pensamientos o ideas no deseados, o introducir cambios en tu vida, tal vez  descubras que hacer un fuego y dejarlo arder es una acción positiva. 

Considera qué es lo que quieres poner al fuego para que se queme o cambie: aquello que está rancio, roto, o que no es operativo en tu vida. En un trozo de papel puedes hacer una lista de las cosas que te gustaría entregar al fuego, o puedes fabricar un objeto que represente lo que quieres entregar al fuego. Hazlo con tanto cuidado como puedas, como si estuvieras haciendo una ofrenda o un regalo. Tu lista de objetos representa un contrato entre tú y el espíritu de la vida: cuando sueltas algo, otra cosa nueva puede entrar. Es conveniente ayunar durante al menos medio día antes de hacer este ritual.

Los fuegos rituales siempre se hacen con materiales nuevos y no tienen por qué ser que muy grandes. En las tradiciones chamánicas de todo el mundo se honra al fuego como la llama de la vida y el calor que cambia, y la pureza del fuego es de inmensa importancia.

Asumiendo que tienes acceso a un lugar al aire libre donde no corras peligro ni lo corra nadie más, empieza por reunir la madera vas a usar. Si es posible, elige siempre madera de un árbol caído en lugar de cortar arbustos vivos.

Construye tu fuego con cuidado, como si estuvieras construyendo un lugar para que lo habite el espíritu. Si lo prefieres, encuentra un cuenco de metal fundido que pueda contener tu fuego más fácilmente y de manera segura. 

Cuando estés preparado, enciende el fuego diciendo:


"Enciendo esta llama
en el nombre de la vida y de la luz,
llamo a este lugar al espíritu del fuego
y a la energía de la llama,
para bendecir y limpiar ni espíritu
y para llevarse todas las cosas no deseadas,
que ya no se necesitan.»  

Cuando estés preparado, pon tu lista en el fuego, viendo cómo se torna primero roja, después negra, y las chispas vuelan por el aire. Deja que tus pensamientos y sentimientos negativos vuelen con ellas, dejándote purificado. Si lo deseas, mientras el fuego arde, podrías rodearlo lentamente, deteniéndote en cada una de las direcciones para pedir más energía o nuevas oportunidades de crecimiento y cambio. En cada punto cardinal, gírate hacia fuera y di:

«Invoco a los espíritus del (dirección)
para que me den fuerza, paz, luz, energía sabiduría.
En presencia de los espíritus
de este fuego pido estas cosas, y
y soy testigo de su verdad.»

Dedica algún tiempo a sentarte junto al fuego y a observarlo arder. Muchas personas de mundo han adivinado mirando a las ascuas en el corazón de un fuego, observando las formas y mensajes allí contenidos, y esta práctica sigue dando buenos resultados actualmente.

Cuando hayas acabado, asegúrate de que el fuego esté bien apagado y, cuando esté frío  retira las cenizas con cuidado (ponerlas en tu jardín enriquece el suelo). Recuerda que en algunos suelos el fuego puede arder bajo tierra, incluso cuando tu ritual haya terminado.

Si no tienes acceso a un lugar en exteriores, puedes poner una vela erguida en un soporte dentro de un cuenco de cerámica a prueba de fuego y preparar tu ritual del mismo modo.





1 comentario:

  1. Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas !!!!! infinitas bendiciones por publicar este ritual, es justo lo que deseaba encontrar porque hoy haremos ese fuego Bendiciones hermn@s
    Victori

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

COMPRA EL PODEROSO TALISMAN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA