.

.

.

.

miércoles, 12 de agosto de 2015

LEYENDA PAWNEE DE COMO SE CREÓ LA PIPA DE LA PAZ

 
En una hermosa noche de luna llena, dos jóvenes guerreros se contaban sus aventuras amorosas. Caminaban rodeando una colina y en su andar llegaron a una pequeña cañada. De pronto, los jóvenes se quedaron sorprendidos al ver a una bellísima mujer que subía por la cañada en dirección a ellos. La mujer iba delicadamente pintada y vestía un traje deslumbrante, de hermosos colores y finos tejidos.

--«iMira, qué mujer tan bella!», dijo uno de los guerreros. Ya me he enamorado de ella. La capturaré y la haré mi esposa.

--«No», le dijo el otro joven. No le hagas daño. Podría ser una mujer sagrada. Caminando lentamente, con un porte distinguido, la bella joven se acercó a ellos y elevó una pipa que ofreció primero al cielo y luego a la tierra. Luego, avanzó sujetando el objeto en sus manos, extendidas hacia adelante. Colocó la pipa sobre la tierra y, súbitamente, se convirtió en un búfalo hembra. Escarbó el suelo, estiró el rabo y alzó la pipa del suelo con las pezuñas. De inmediato, volvió a convertirse en mujer.
 
-- «He venido a entregaros este regalo», dijo a los jóvenes. «Es la pipa de la paz. A partir de ahora, todos los acuerdos y ceremonias se celebrarán después de fumar esta pipa».
 
«Traerá a vuestras mentes pensamientos de paz», continuó la mujer. «Se la ofreceréis al Gran Misterio ya la Madre Tierra».

Los jóvenes guerreros corrieron hasta su aldea y explicaron lo que habían visto y oído a los ancianos ya otros hombres de su pueblo. Tras escuchar el relato, todos acudieron al sitio donde se encontraba la bella joven. Ésta repitió lo que había dicho a los guerreros y agregó:

--«Cuando hayáis liberado el alma, el espíritu de los antepasados, deberéis conseguir la piel de un búfalo blanco hembra». A continuación entregó la pipa a los sanadores de la aldea, volvió a convertirse en búfalo y se marchó a la tierra de los búfalos.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...