.

.

.

.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

LA GOLONDRINA, TÓTEM Y MEDICINA


La golondrina es un maestro del aire y te mostrará cómo moverte con suma gracia, con agilidad y estilo.
 
Ella te enseña cómo el amor y la comunicación junto con la confianza pueden hacer el mayor bien. Es el momento de renovar el ambiente que te rodea y remontar las corrientes de aire favorables y vientos de cola para mantenerse por encima de cualquier cosa que se te presente.
 
Este tótem anuncia la llegada del verano y trae calor y protección a tu hogar. 
 
También te dice que debes prestar mucha atención a las conversaciones: ¿estás diciendo más de lo debido? ¿Estás escuchando con atención lo que otros tienen que decir?
 
Elévate por encima de las cosas pequeñas y ganarás una mejor perspectiva de su vida. La clave es la objetividad.
 
La golondrina pasa por ser el heraldo de la llegada del verano por antonomasia, debido a que estas aves buscan el calor y eso las convierte en la señal inequívoca de que los días fríos quedaron atrás. Aunque, paradójicamente, exista también el dicho de que «una golondrina no hace verano».
 
Cómo no, la golondrina tiene también sus propias leyendas y cuentos. En una leyenda india se nos dice que fue la golondrina la que robó el fuego del sol y lo trajo a la tierra entre las plumas de su cola, motivo por el cual las golondrinas tienen ahora la cola en forma de horquilla. Debido a esta leyenda, y debido a la querencia de las golondrinas por los climas cálidos, se ha vinculado a este pájaro con el sol y con el fuego.
 
Los indios del sudeste de Estados Unidos cuelgan calabazas huecas para que las golondrinas americanas hagan sus nidos en ellas.
 
En la Edad Media se desarrolló una gran cultura popular en torno a las golondrinas. Según una leyenda nórdica, una golondrina se cernió sobre la cruz de Jesús para intentar darle ánimos; mientras que, en el resto de Europa, mucha gente creía que las golondrinas conocían una piedra mágica, o bien una hierba mágica (la celidonia), con la cual se podía devolver la vista a los ciegos; de ahí que un estudio de la celidonia nos pueda ofrecer más información.
 
También se halla muy difundida la idea de que las casas donde las golondrinas construyen sus nidos quedan protegidas de cualquier desastre, especialmente de los provocados por el fuego y las tormentas.

Otra idea muy extendida dice que cuando las golondrinas vuelan muy alto es señal de que va a hacer buen tiempo; y que, cuando vuelan bajo, anuncian lluvia. Pero lo mejor será que hagas un estudio de las verdaderas características y conductas de las golondrinas para definir su papel y las capacidades que te puede transmitir como tótem.
 
Las golondrinas se alimentan de insectos y, a pesar de que tienen un pico bastante pequeño, eso no les impide abrirlo de una forma sorprendente. Este hecho nos estaría indicando que las comunicaciones pueden ser más importantes en este tótem de lo que podría parecer a primera vista.
 
¿Dicen cosas los demás que puedan tener en realidad otros significados? ¿Estamos hablando más de lo que convendría? ¿Deberías prestar más atención a lo que se te está diciendo, en lugar de fijarte en quién te lo dice o cómo te lo dice?
 
Incluso podría indicar que existe cierta sabiduría no manifiesta en tus propias palabras o en las palabras de los demás.
 
Las golondrinas se alimentan de multitud de insectos dañinos, lo que significa que las golondrinas que aniden en tu casa o en las cercanías van a realizar un verdadero trabajo de control de plagas, protegiéndote a ti, a tu casa y a los alrededores de todo tipo de insectos molestos. Esto vendría a reflejar nuevamente la sutil función protectora de la casa que se atribuye a las golondrinas.
 
Sí la golondrina ha entrado en tu vida, ¿estará diciéndote algo acerca de los «insectos molestos» que te rodean? ¿Deberías tener un mayor «control de plagas» en algunos aspectos de tu vida? ¿No se estarán acumulando pequeñas molestias en tu discurrir cotidiano? ¿No será que te estás convirtiendo en un «insecto molesto» para los demás? ¿No estarás demasiado absorto en cuestiones mundanas insignificantes que no te dejan avanzar? ¿O son otras personas de tu entorno las que se hallan en esta situación?
 
La golondrina te aportará energía suficiente para resolver todos estos asuntos. La golondrina es muy hábil en el vuelo; tanto que apenas toca el suelo. Y esto es algo que conviene que recuerden las personas que tienen a este pájaro como tótem, pues te estaría aconsejando que no te enredes demasiado con las cosas mundanas. La golondrina aparecerá en tu vida cuando empieces a darle vueltas y más vueltas a problemas antiguos que no te dejan avanzar; y esa será la señal de que conviene que mires tu vida con un poco de perspectiva.
 
Un hecho significativo de las golondrinas es que sus patas son pequeñas y débiles, lo cual refuerza la idea que acabamos de plantear en el párrafo anterior. Si aparece la golondrina en tu vida, quizás te esté diciendo que te sitúas en una posición débil cuando intentas resolver los problemas desde una perspectiva estrictamente mundana. Así pues, elévate y ve más allá, intenta conseguir una perspectiva mejor, pues los problemas se te pueden hacer insolubles si no los contemplas desde cierta distancia.
 
Aquí, la objetividad es la clave; pues solo si mantienes la objetividad serás capaz de proteger tu casa y de añadirle calor a tu vida y a la de quienes te rodean. Y, en ese trabajo, la golondrina te ayudará a limpiar el entorno de plagas y a generar un ambiente cálido, de amor, en tu hogar.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

COMPRA EL PODEROSO TALISMAN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA