jueves, 1 de octubre de 2015

COMO SE TEJE UN OJO DE DIOS COMPLETO PASO A PASO



Instrucciones para tejer un Ojo de Dios completo
por Jay Mohler:
 
Estas instrucciones no son tanto para crear un Ojo de Dios en particular, como para mostrar un ejemplo que sirva para mostrar las habilidades necesarias para que usted pueda hacer su propia creación personal.
 
Mis técnicas para tejer Ojos de Dios son casi totalmente autodidactas, proceden de largos periodos de experimentación. Yo formé parte del periodo de los años 70 en Nuevo Méjico y Arizona, donde los Ojos de Dios eran muy populares, y ahí pude ver personalmente muchos ejemplos de creaciones muy variadas. Vendí muchos cientos de mis propios ojos durante ese tiempo. Cuando la popularidad cayó, a finales de los 70, yo dejé de tejer mis ojos durante muchos años, pero retomé este arte a finales de los 90, y desde entonces mi productividad y entusiasmo por este arte se ha ido incrementando cada vez más.
 
Si quiere saber mas sobre como me convertí en tejedor de Ojos de Dios mire My Ojo Story, publicada en mi página web Ojos-de-Dios.com. Me satisface mucho compartir los conocimientos y las habilidades para tejer que conozco.

En mi tienda online etsy.com, hay instrucciones más detalladas que incluyen links a los videos, consejos para hacer un ojo de 12 lados, y un anexo sobre donde compro mis hilos. También tengo disponibles kits, todo el que compra un kit también recibe las instrucciones, y si compra las instrucciones obtiene un cupón de descuento de gastos de envío gratis para el caso de que quiera comprar el kit.

Jay Mohler
jayfroggy.etsy.com


El grosor y las medidas de los palos que uso son: 1/4" para el de 16", 5/16" para el de 22", 3/8" para el de 32", y 7/16" para el de 40". (Aprox. 0’6 cms de ancho para 40 cms de largo, 0’8 cms para 55 cms de largo, 0’95 cms para 80 cms de largo, y 1’10 cms para 100 cms de largo).
 
Para un ojo de ocho lados, el diseño total es de dos ojos de cuatro lados juntos. Cada juego de palos para estas dos partes lleva una muesca en el centro, de aprox. ¼ del grosor del palo, así los dos palos se mantienen unidos con mas facilidad.
 
Mantener el hilo tenso es un problema, así que hacemos unas marcas con una navaja o un cuchillo a cada pulgada (mas juntas si es un ojo mas pequeño de 12 pulgadas) a lo largo de todo el palo. Así, esas muescas nos sirven, además, como guía para mantener el diseño uniforme.
 
Yo uso los colores del Suroeste de Estados Unidos. Recomiendo a cada uno buscar las combinaciones de colores que encuentre especialmente hermosas en la naturaleza. Hay también sitios online de combinación de colores, que se pueden usar para buscar las armonías entre colores, aunque yo siempre me he dejado guiar por mi intuición y por mi percepción de la naturaleza, así como por la inspiración de otros artistas.
 
Comience con los dos palos que serán la parte de arriba de las dos que componen los ocho lados. La forma de hacer el diamante central es exactamente la misma desde el primer momento, y el tejido es el que hace que los dos primeros palos se queden juntos.
 
Sostener los dos primeros palos como se muestra aquí, cruzar el hilo por la unión del centro de los palos, dar dos vueltas alrededor de un palo, y a partir de ahí dar vueltas alrededor del siguiente palo, y así continuar hasta confeccionar el patrón del diamante central.
 
Desde el principio hay que cuidar de mantener el diseño uniforme, tanto el espacio entre las hebras de hilo, como el espacio que va ocupando a lo largo de cada palo. Si no está satisfecho, empiece de nuevo. Los errores son fáciles de corregir cuando se detectan a tiempo.
 
Ahora… Para añadir colores nuevos, corta el hilo del color anterior dejándole un sobrante de unos cms , y simplemente gira el nuevo color sobre el anterior dejando los cabos sueltos a lo largo del palo. Después de un par de vueltas, cuando esté seguro de que el nuevo color está firmemente asegurado en su sitio, puedes cortar el hilo sobrante del color anterior para que no te entorpezca el trabajo.

 
Cuando haya terminado con el diamante central, corte el hilo del color con el que ha estado trabajando, dejando un trozo lo suficientemente largo como para poder meterlo debajo de sí mismo para mantenerlo, temporalmente, en su lugar. Prepare su segundo juego de palos de la misma manera. Yo, normalmente, hago el segundo diamante una o dos vueltas de hilo más grande, para asegurarme de que se verá bien desde arriba la forma original del diseño.
 
De igual forma preparo el segundo juego de palos, haciendo el diamante ligeramente más grande que el primero.
 
Ahora viene la parte más difícil. Por lo general yo uso el diseño "daga" para mantener los dos juegos de palos juntos. Elijo el hilo del siguiente color, y empiezo asegurándolo sobre el resto del color anterior del diamante de arriba con una vuelta sobre sí mismo, dejando a su vez un trocito de hilo al lado del que ya tenemos. Ahora, manteniendo los dos juegos de palos juntos con el pulgar y el índice, uso la otra mano para llevar el hilo por debajo de ambos juegos y lo llevo al lado opuesto de donde he empezado, donde doy dos vueltas, tal como se ve en la ilustración de la página siguiente.
 
Sorprendentemente, con solo una hebra de hilo que va por debajo y que se da dos vueltas en el palo opuesto al del punto de partida, su ojo ya es lo suficiente resistente, ahora puede girarlo y continuar dando vueltas con el hilo. En este caso yo fui y vine cuatro veces, e hice el mismo lazo temporal que cuando terminé el diamante, metiendo el extremo cortado una vez sobre sí mismo, y dejando un trozo lo suficientemente largo, con el fin de iniciar un nuevo color más tarde. Cuide de mantener las cosas centradas, y recuerde aunque el ojo en este momento puede parecer terriblemente inestable y difícil de manejar, ahora irá creciendo y fortaleciéndose con cada vuelta de hilo que vaya encadenando por debajo de los dos diamantes, manteniéndolos juntos mientras el diseño crece con más y más vueltas de hilo.
 
Asegúrese de mantener los palos ajustados, con una distancia uniforme entre unos y otros, así como equilibrados unos encima de otros. Con la práctica todos estos pequeños pero necesarios ajustes se convertirán en automáticos.
 
Con el ojo de las fotos decidí hacer lo que se llama diseño caleidoscopio, donde voy cambiando los colores con frecuencia, alternando entre los dos juegos de palos con diamantes entrelazados. Primero hice el naranja, después añadí el color oro en la forma en que añado los hilos, debajo del color anterior. Estos diamantes iniciales tienen tres filas de hilo cada uno, dando dos vueltas alrededor de cada palo, una, o hasta tres veces, al menos hasta que ajusto como va avanzando el diseño en el palo. De vez en cuando uso la uña del pulgar para empujar suavemente el tejido hacia el lugar en el que se ve mejor.
 
Un desafío para mí con este tipo de ojo es tratar de evitar que cualquier parte del diseño tenga el aspecto de un cuadrado aburrido, plano. Vemos ya demasiado de eso en nuestras vidas: paredes, edificios, televisores, y mucho más. Los círculos y los diamantes entrelazados son mucho más agradables a la vista. El otro desafío importante es usar los colores de una forma armoniosa y agradable. Asegúrese de que hay suficiente contraste entre los colores que están juntos, de forma que no se mezclen fácilmente entre sí, o se cree una confusión entre ellos. Así mismo, evite que no sean demasiado chocantes entre sí. Puede ser importante seguir la guía de las conocidas ruedas de color (se puede buscar ayuda online si es necesario) para saber como combinan los diferentes tipos de color: colores primarios, colores pastel, colores brillantes y colores tono tierra. Algunas personas dirían que no se pueden mezclar los diferentes tipos. Yo pienso que se pueden mezclar con cuidado, y ser conscientes de los efectos que tienen los diferentes tipos de colores. Yo a menudo mezclo un par de colores brillantes en un ojo en el que principalmente predominan los tonos tierra, usando los colores brillantes para iluminarlo. Me gusta ese efecto muchísimo. Los tonos pastel también se pueden usar para iluminar sobre un fondo de tonos tierra.

 
Por lo general es buena idea, una vez que has usado cierto color, repetirlo de nuevo más adelante en el diseño, a menos que quieras que esté solo. También es bueno elegir uno o dos colores que sean los que dominan, y dejar que los otros colores jueguen un papel menos importante. No obstante, cualquiera o todos los comentarios sobre el color que he hecho aquí, los he roto muchas veces en mis propias creaciones, nunca me siento obligado por las normas, intento que la intuición dirija toda la creación artística, todo es posible.
 
Después de un poco de contemplación, definitivamente decido añadir una atrevida línea simple para equilibrar los rápidos cambios que he tejido hasta ahora.
 
Añado 4 filas de verde para cada uno de los dos conjuntos de palos, y una fila de bronce. Continuo el diseño con mas verde, remato dejando un hilo corto, y pienso que el próximo diseño que voy a tejer va a ser con todos los palos juntos.
 
Aquí, tejo cada tercer palo, y doy dos vueltas sobre cada palo, de promedio, y hago una estrella de ocho puntas.
 
Con este diseño los ángulos son muy fuertes, y puedes fácilmente dar tres vueltas alrededor de cada palo para que el hilo no se amontone. Además, es un buen momento para igualar realmente el diseño ya que hay más flexibilidad y posibilidad que en otros sitios de dar más o menos vueltas alrededor de cada palo, y todavía no se va a ver demasiado la separación entre los hilos o bien su amontonamiento.

 
Por ultimo añado el borde, dando una vuelta por palo, como norma general. En la última vuelta yo doy unas vueltas al final de cada palo, es la última oportunidad de equilibrar el diseño. Cuando llego al palo de inicio la última vez, corto dejando un trozo de dos o tres pulgadas , y doy tres o cuatro vueltas alrededor del palo, metiendo el hilo debajo de sí mismo en cada vuelta. El trozo que queda al final lo corto de un pulgada aprox. y lo remeto envolviéndolo en el palo por la parte de atrás.
 
Podríamos decir que el ojo está terminado aquí, pero yo generalmente añado algún bordado en el borde.
 
Enhebrar una aguja, una aguja grande con un ojo suficientemente grande como para que el hilo pase por ella, y con un extremo romo es lo que necesitamos para esta parte del trabajo.
 
En este ojo he decidido bordar un diseño circular completo. Cuando llegas a la curva en la parte de atrás del diseño, creo que lo mejor es pasar el hilo por debajo de los extremos del diseño, para que la última puntada quede en su lugar, no lo hice en el otro extremo pero no me preocupa. Otra característica de los dos elementos laterales de este diseño es que cada bloque de cuatro hebras está hecho sobre tres líneas de hilo. Esto ayuda a asegurar que se vea suficiente, resaltando sobre el diseño interior. Experimente un poco a medida que hace este tipo de diseño y creo que estará de acuerdo.
 
Yo hago un nudo pequeño para unir los dos extremos y recorto los extremos restantes muy cortos.


Estas instrucciones tienen los derechos registrados por Jay Mohler en 2011. Puede libremente compartirlas con otros, pero contácteme si le piden dinero.

Jay Mohler
jayfroggy.etsy.com

jayfroggy@yahoo.com

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...