miércoles, 24 de abril de 2019

EL CABALLO TOTEM Y MEDICINA

 
El caballo tiene un rico legado en la mitología y la cultura popular ya que ningún animal ha contribuido más al desarrollo de la civilización.

Al caballo se le ha vinculado tanto con los ritos funerarios como con el nacimiento, al verlo como la montura sobre la que cabalgaban aquellos que partían de este mundo o venía a él. El dios nórdico Odín cabalgaba sobre un corcel de ocho patas, mientras que, en la tradición hindú, un tiro de sementales arrastraba el carro de Surya, el dios sol, al igual que del carro de Apolo en la mitología griega.

En la astrología china, el caballo está relacionado con el atractivo y la persuasión y es un símbolo de libertad, lo cual da a los nacidos bajo el signo del caballo un carácter amigable y aventurero pero también profundamente emocional.

Con anterioridad a la domesticación del caballo, la distancia entre los pueblos y las culturas de la Tierra eran infinitamente grandes, por lo que casi no había interacción entre ellas. Pero una vez domesticado, el caballo sirvió a la humanidad en los viajes y en la guerra, en la agricultura y en casi todos los aspectos de la cultura humana. En la actualidad su papel ha quedado reducido a la agricultura y al entretenimiento, aunque sus energías no han dejado de ser tremendamente expansivas. Gracias al caballo, el mundo se hizo un poco más pequeño, y pueblos y culturas pudieron encontrarse.
 

"EL SIGNIFICADO DE ENFERMEDAD Y CURACIÓN EN EL CHAMANISMO Y EN LA MEDICINA MODERNA"



La palabra curar, así como todos sus derivados, son términos vagamente pérfidos en la medicina moderna, en la que curandero es sinónimo de matasanos o de «evangelista untuoso y charlatán». En realidad, desde el punto de vista de la ciencia contemporánea, incluso la capacidad natural de un individuo para curar prácticamente todo trauma mental, corporal y espiritual recibe escaso reconocimiento en términos de investigación, así como tampoco se suele otorgar crédito alguno a su propia capacidad de recuperación. La remisión espontánea de una dolencia se tilda de anomalía, el efecto placebo supone un fastidio para la investigación y toda enfermedad que no se ajuste a las estadísticas es groseramente calificada de diagnóstico erróneo, remisión temporal, o simplemente histeria. Claramente, la curación no goza de popularidad.
 

En cualquier caso, ¿qué significa curar o ser curado?

SANTUARIO DE TATEWARI (Abuelito Fuego)


Extraido del libro “El Arte Simbólico y Decorativo de los Huicholes”
Carl Lumholt

En los templos de los wirarrikas no se ven ídolos ya que estos se guardan en lugares secretos; por lo general en alguna cueva remota. En el Santuario de Santa Catarina, según los indios, hay una excavación bajo el hogar, en ella está un ídolo del dios del fuego (abuelito fuego “Tatewari”) rodeado por numerosos objetos ceremoniales. Los indios manifiestan que este tipo de cavidades es característico de cada templo, allí se coloca el dios especial del templo o algún objeto sagrado. Si embargo pude apreciar que en dos templos diminutos, erigidos para el dios del fuego, había ídolos sobre el piso además de otras ofrendas. Los wirrarikas, bajo las ordenes de mara´akame (shamán) todavía elaboran imágenes de los dioses; Su finalidad es la de prevenir una sequía, alejar alguna enfermedad grave o cualquier otra desgracia tribal; Los iconos se labran en ceniza volcánica solidificada (cantera), de manera ocasional en madera y en muy raras ocasiones se modela en arcilla.
 
Los dioses más importantes están representados en discos (tê´pali), hechos del material citado con anterioridad, que varía en tamaño de acuerdo a la imaginación del artífice. Un disco de este tipo representa el dominio del dios o la diosa, se pinta o graban con dibujos simbólicos.

De sus atributos y relaciones con el mundo. Estos atributos son, por lo tanto, sumamente instructivos para demostrar el pensamiento religioso de los indios. Es común encontrarlos en las casas de los dioses, sin ninguna imagen sobre ellos, a pesar de lo cual poseen el poder del dios. Se les puede ver tendidos o en posición inclinada sobre el altar, al que están pegados con barro. También se encuentran en los templos y encima de ellos. Todos los discos ceremoniales se ungen con sangre de venado antes de usarlos religiosamente.


Las imágenes de animales que pertenecen a un dios en particular, también se hacen de varias maneras. Se depositan en el lugar especial de culto a la deidad, junto con sillas ceremoniales y otros objetos simbólicos que se describirán más adelante.


Las esfinges, así como otros símbolos ceremoniales, en especial los discos ya mencionados, a menudo se pintan de varios colores, todos oriundos de la región. Estos tonos son minerales o vegetales; se supone que los minerales son propiedad de la Abuela Crecimiento. Los objetos de ceniza volcánica solidificada que serán pintados, primero se lavan con agua para que los colores se adhieran bien. Puesto que los colores empleados por los wirrarikas en ciertos objetos simbólicos tienen mucha significación, me parece recomendable mencionarlos, así como los materiales de donde se derivan.


sábado, 6 de abril de 2019

LA MAGIA DE LAS PLUMAS

 
Toda pluma es un fetiche, pero puede convertirse además en un objeto sagrado. Pueblos y culturas de todas las partes del mundo han utilizado sus fetiches y objetos sagrados, desde el rosario y el crucifijo en la Iglesia católica hasta el abanico de plumas de los nativos americanos, pasando por los brazaletes de oración de los monjes tibetanos y los escarabajos que portaban los egipcios.
 
El termino fetiche procede de la palabra portuguesa "freitico", uno de cuyos significados es "hechizo" y se aplicaba a las reliquias, rosarios e imágenes que se consideraba que poseían cualidades mágicas. Los exploradores portugueses aplicaron esta palabra a los objetos de culto de los pueblos del oeste de África, pero este concepto ha tomado diversas expresiones a lo largo de la historia, aplicándose a lugares sagrados, árboles, reliquias, y demás, si bien la idea esencial del fetichismo estriba en la creencia de que determinados objetos materiales poseen poderes espirituales.
 
En conclusión, un fetiche sería un objeto que se considera que tiene poderes mágicos o místicos, en última instancia no es más que un recordatorio de la energía con la cual estás sintonizando. Puede ser una talla, una estatuilla, el fragmento de un animal, una piedra o una imagen, o puede ser simplemente una inscripción en un trozo de papel, si bien muchas veces adoptan la forma de cristales, escarabajos, caracolas, pieles, plumas, estatuillas de arcilla...
 
Fetiches y objetos sagrados se han utilizado frecuentemente como talismanes y amuletos. Para la Orden Hermética del Alba Dorada, un talismán es una figura mágica cargada con la Fuerza que se pretende que representes. En general, no obstante, existe una diferencia entre talismán y amuleto, considerándose el talismán como cualquier objeto hecho para servir a un fin específico , normalmente para traer buena fortuna en algún aspecto de la vida o para ayudar en la consecución de un objetivo. En última instancia el talismán se basaría en la fuerza de sugestión sobre la mente. Por otra parte el amuleto no se diferenciaría demasiado del talismán, salvo por el hecho de que la gente lo lleva consigo con fines protectores de la salud.
 
Tanto los talismanes como los amuletos se consagran o se cargan a través de un ritual o acto meditativo, que consiste básicamente en aplicar una intención concentrada mientras se elabora el objeto.
 
Las plumas, los fetiches y otros objetos sagrados se utilizan normalmente para conectar con las energías más etéreas de la vida, pudiendo convertirse en vínculos con los arquetipos del mundo natural, antenas para captar la esfera espiritual, expresiones físicas de reverencia y oración, o herramientas para la protección y la sanación.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...