martes, 8 de septiembre de 2015

SOBRE LA MUJER NATIVA AMERICANA

 
En la mujer nativa americana se confería el código moral y la pureza de sangre.
 
La esposa no tomaba el nombre de su marido ni entraba a su clan, y los hijos pertenecían al clan de la madre. Ella guardaba todas las propiedades de la familia, la descendencia se marcaba en la línea materna, y el honor de la casa estaba en sus manos.
 
La modestia era su principal adorno; de ahí que las mujeres jóvenes usualmente eran silenciosas y retraídas. Pero la mujer que alcanzaba la madurez en años y sabiduría, o que hubiera mostrado una valentía notable en alguna emergencia, a veces era invitada a ser parte del consejo.

Así gobernaba indisputable dentro de su propio dominio y era un pilar de fortaleza moral y espiritual, cuando ella cayó, la raza entera cayó con ella.

 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...